Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/43/d595066385/htdocs/clickandbuilds/RevistaVveloTlaquepaque/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 552

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/43/d595066385/htdocs/clickandbuilds/RevistaVveloTlaquepaque/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 553

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/43/d595066385/htdocs/clickandbuilds/RevistaVveloTlaquepaque/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 555

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/43/d595066385/htdocs/clickandbuilds/RevistaVveloTlaquepaque/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 570

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/43/d595066385/htdocs/clickandbuilds/RevistaVveloTlaquepaque/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 573

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /homepages/43/d595066385/htdocs/clickandbuilds/RevistaVveloTlaquepaque/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php:552) in /homepages/43/d595066385/htdocs/clickandbuilds/RevistaVveloTlaquepaque/wp-content/plugins/cleantalk-spam-protect/cleantalk.php on line 649

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /homepages/43/d595066385/htdocs/clickandbuilds/RevistaVveloTlaquepaque/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php:552) in /homepages/43/d595066385/htdocs/clickandbuilds/RevistaVveloTlaquepaque/wp-content/plugins/cleantalk-spam-protect/cleantalk.php on line 666

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /homepages/43/d595066385/htdocs/clickandbuilds/RevistaVveloTlaquepaque/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php:552) in /homepages/43/d595066385/htdocs/clickandbuilds/RevistaVveloTlaquepaque/wp-content/plugins/cleantalk-spam-protect/cleantalk.php on line 673

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /homepages/43/d595066385/htdocs/clickandbuilds/RevistaVveloTlaquepaque/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php:552) in /homepages/43/d595066385/htdocs/clickandbuilds/RevistaVveloTlaquepaque/wp-content/plugins/cleantalk-spam-protect/cleantalk.php on line 679
EN LA ERA DE LAS ENFERMEDADES MENTALES (primera parte)
A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Home / Salud / EN LA ERA DE LAS ENFERMEDADES MENTALES (primera parte)

EN LA ERA DE LAS ENFERMEDADES MENTALES (primera parte)

Podríamos pensar que en pleno siglo XXI ya todo se ha descubierto, que se han erradicado enfermedades, que la tecnología nos ha dado infinidad de comodidades, en fin, que nuestra vida en esta primera etapa del siglo tenemos todo a nuestro favor, sin embargo, hay algo que con todos estos avances se ha manifestado, de acuerdo a diferentes investigadores, como el preludio de una gran pandemia, que de no atacarla de manera adecuada se llevará muchas más vidas de las que en su momento tomó  peste bubónica: Las enfermedades mentales.

Este término, aunque familiar, al escucharlo también nos resulta desconocido. Cerremos los ojos y busquemos una imagen, una palabra que nos ayude a definirlo, posiblemente ese primer pensamiento es asociarlo con la locura, no del todo mal pues para quienes padecemos de alguna enfermedad de este tipo por momentos nos lleva a sentir precisamente que estamos perdiendo la razón.

De igual forma hablar de enfermedades mentales resulta ser algo así como un tema tabú, que para quien lo padece es motivo de vergüenza, aislamiento e incomprensión y para quien está cerca del enfermo resulta algo difícil de entender, manejar y de tolerar, los resultados son el menosprecio y rechazo hacia el enfermo, pero, ¿Por qué? De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud la ignorancia de la población respecto de las enfermedades mentales, causas y consecuencias es lo que favorece las conductas de aislamiento y rechazo.

Mi interés por este tema surge primero al darme cuenta, después ser diagnosticada y finalmente todo ACEPTAR que padezco depresión, surgió entonces una gran necesidad no solo para entender mi enfermedad sino también para salir del infierno que implica vivir con ella, conocer las consecuencias que ésta conlleva a nivel emocional, físico y sobre todo de relaciones interpersonales, de igual forma para tener las herramientas que me permitan tener más control sobre mi padecimiento y ayudarme a mejorar mi condición, pero sobre todo, ahora este conocimiento es el motor que me impulsa a ayudar a quienes pasan por lo mismo que yo, también para aquellas personas que tienen cerca a alguien que padece alguna de ellas, generar conciencia y empatía para evitar las tan comunes reacciones de rechazo y menosprecio que se dan por el desconocimiento.

Pues bien, ¿Qué determina si somos vulnerables a sufrir una enfermedad mental? De acuerdo al Dr. Fabricio de Potestad Menéndez en su ensayo “La Salud Mental en el siglo XXI” (Pamplona, 2003), los cambios sociales rápidos, condiciones estresantes en el trabajo, la discriminación de género, exclusión social, riesgos de violencia, violaciones a los derechos humanos, factores de personalidad y psicológicos además de los factores biológicos que tienen que ver con la genética y desequilibrios bioquímicos cerebrales son aspectos que pueden ser condicionantes para desarrollar un trastorno de esta índole, de igual forma hace énfasis en que la enfermedad mental “es un riesgo presente en todas las poblaciones”

La Organización Mundial de la Salud estima que 150 millones de personas padecen depresión, 125 millones padecen trastornos como consecuencia del consumo de alcohol, 40 millones sufren de epilepsia, 24 millones padecen Alzheimer y otras formas de demencia, de igual forma, menciona que los trastornos mentales neurológicos más los asociados con el uso de sustancias representan las ¾ partes en países de ingresos medios y bajos.

En este sentido, la información recabada por la OMS ha servido para desarrollar un plan de acción para la atención de las personas que sufran algún trastorno mental, sin embargo, más allá de los datos estadísticos debemos hacer énfasis  en el lado humano que conlleva padecer una enfermedad de este tipo: el sufrimiento, el aislamiento, la incapacidad y pérdida de productividad con el consecuente freno al desarrollo personal y que incluso puede también puede afectar el desarrollo general de los países.

Este estudio también nos indica que muchas de las personas desarrollaron su enfermedad a edades muy tempranas, quienes no han recibido ayuda efectiva a lo largo de su vida; de acuerdo a la OMS la brecha entre las personas que necesitan tratamiento y quienes lo reciben es de hasta un 80% en algunas zonas del mundo, una cifra alarmante y que nos pone de manifiesto que efectivamente el nivel de ignorancia sobre este tema tanto en la sociedad como en los agentes políticos de los países es enorme.

Lo gobiernos al no tener la información, ni la sensibilidad sobre la gravedad de este problema de salud, minimizan la importancia de orientar presupuestos y programas adecuados para la atención de los pacientes, pues no se destinan recursos suficientes y además éstos son utilizados de forma ineficiente, no existen en muchos casos protocolos adecuado y los que hay, llegan a tener efectos contraproducentes en los enfermos. De hecho, podríamos decir que la salud mental habría que considerarla como un “artículo de lujo”, ya que, al presentar algún padecimiento, y necesitar medicamentos, éstos tienen costos muy altos y no están al alcance de muchos pacientes.

Más allá de las cifras, que resultan abrumadoras, quienes vivimos con una enfermedad mental debemos hacer frente a algo que no fue nuestra elección y que definitivamente no nos hace felices, vivimos con un problema sobre el cual no tenemos control, que debido a la estigmatización e incomprensión social muchas veces tenemos que esconder y que es además muy desgastante en términos no solo de salud mental sino de salud física, al convertirnos en nuestro peor enemigo luchamos día a día por no autodestruirnos, por tener claridad para enfrentar el día a día cuando lo que prevalece es la oscuridad, por pretender que todo está bien y salir a la calle esbozando una sonrisa, algunos casos como quienes padecen epilepsia con el miedo de sufrir un ataque en cualquier lugar, para quienes padecen etapas tempranas de Alzheimer no saber cómo regresar a su casa,  etc.

Entre las consecuencias de padecer una enfermedad mental está principalmente el rechazo, podemos llegar a perder a nuestras parejas (esposos, novios, compañeros), amigos, quienes no entienden y no quieren afrontar el desgaste que implica vivir con alguien que sufre algún trastorno mental ¿Podemos culparlos? No se trata tampoco de juzgar como se reacciona ante una situación como esta, lo cierto es que, si hubiera más empatía y apoyo emocional, para los enfermos sería más fácil enfrentar las crisis que los trastornos mentales traen consigo.

Los problemas de salud mental son reales, con consecuencias que van desde la discapacidad hasta la muerte, volvámonos agentes de cambio, informémonos y brindemos apoyo a aquellos que día a día tratan de encontrar ese rayo de luz escondido en algún lugar de su mente.

Facebook Comments

About Ada Martinez

Lic. en Mercadotecnia, Egresada de la Universidad de Especialidades, Instructora de Yoga, con experiencia en la creación de proyectos y programas de promoción turística, interesada en temas que ayuden al desarrollo integral de las personas. Fundadora de Aequilaterus Consultores y Sensaciones Turísticas Operadora Receptiva

Checa esto

EL MIEDO, FRENO O IMPULSO PARA NUESTRO DESARROLLO

“¡Sé valiente! Porque todo lo nuevo comienza con un poco de miedo” Anónimo   Todos …